Transformación

Una actividad extractiva tan importante exige una eficaz estructura de elaboración capaz de procesar el producto de acuerdo con los máximos requisitos de calidad.

Con este fin trabajan fundamentalmente las salas de elaboración de Canarias y Valencia, a las que se ha sumado recientemente la de la ría de Vigo, ubicada en el muelle de Bouzas. Todas ellas se caracterizan por su compromiso con la innovación tecnológica y su esmero en el control de la calidad.

La nueva nave viguesa desarrolla sus funciones en dos áreas fundamentales: la actividad logística y el procesamiento del producto. La primera tiene como protagonista una cámara de frío con una capacidad de almacenamiento de 21.000 m3 o 4.800 huecos de palets. Entre sus características más destacadas figuran la informatización de la gestión, con ordenadores de radiofrecuencia, y la existencia de estanterías móviles, las más largas de España entre las de su género.

La actividad de procesamiento de productos de la nueva nave se sustenta en dos líneas de congelación en continuo, cada una con una capacidad de producción de 1.500 kg. por hora; túneles de congelación de alta velocidad; líneas de fileteado con control de rendimiento computerizado; sistemas de congelación de temperatura controlada a 0º C; y maquinaria de pesaje, clasificación y embalaje de última generación.

La incorporación de la tecnología más avanzada permite a la nueva división elaboradora de Freiremar garantizar una capacidad real de producción de 1.500 toneladas de pescado mensuales.






image004

image006